No documentamos para ganar popularidad, ni tampoco la fotografia funciona como envoltorio de lo que aprendimos. Documentamos para abrir los procesos, hacerlos trasparentes, mostrarnos vulnerables, capturar inteligencia ambiente y en definitiva darle vida a nuevos mundos posibles.

L1: Introducción

Comenzaremos viendo una introducion a este curso.

Me presento, soy Gian Marco, pero tambien me he firmado como Jamal Almabrouk y Ras Paco y desde 2011 trabajo cubriendo historias como fotógrafo. En esta lección conocerás cómo llegué aquí y por qué la fotografia documental es un estilo de vida.

En esta web tambien hay la posibilidad de visionar mis trabajos. 

El objectivo de este curso es elaborar una serie fotográfica con mirada de autor y mi ayuda.
Aprenderemos a contar historias por medio de fotografías para dar a conocer que está ocurriendo a través de tu mirada. Convirtiéndome en el puente entre historias y personas por mis proyectos documentales, mi trabajo ha sido exhibido en Alemania, Turquia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Mexico y España; publicado en revistas y prensa diaria y galardonado en el PX3 (State of the wold 2020).
 .

Conocerás mi paso por la carrera de ley donde he descubierto mi interés por el periodismo y la fotografia. Verás cómo mi trabajo fue adquiriendo más fuerza y sentido social, realizando un proyecto tras otro.

¡Preséntate!
En este curso desarrollarás una serie fotográfica documental, elegirás temas buscando identificar algunos enfoques  y aprenderás a contarlos a través de una serie fotográfica con la metodología de trabajo de Gian Marco
L1

Evolución del fotoperiodismo a lo largo de la historia.
Las pinturas mediterraneas empiezan a tener una primera representacion del ser humano en el Meseolitico. Hasta entonces, solo tenemos imagenes de algunos animales a partir del anyo 10.000 A.C.

El hombre se empieza a representar de dos maneras:
Una es la caza y la otra es la lucha en si

Pero a diferencia de los colegas de hoy, los documentalistas de entonces no tienen la gratificación de su nombre publicado bajo las imágenes, no están impulsados por la ambición de la fama. En su mayoría son héroes de la información desconocidos y el vasto fresco que nos dejaron como legado es casi completamente anónimo.
El diseño aparece 30.000 años antes de la escritura. La intención y la práctica de crear signos gráficos nacen idénticos en todos los seres humanos del mundo.  

Una pura señal. El hombre, el color y la señal.

La persona prehistórica pinta lo que ve. ¡Y con qué precisión y habilidad! Ya usa claroscuro y trazos de diferentes espesores para obtener las profundidades y la distancia entre las cosas. Los dibujos de los niños, en cambio, parten del pensamiento y no de la naturaleza, y de hecho estilizan y geometrizan las figuras. Sin intención decorativa o estética, de "alegría para los ojos", sino la creación de un hechizo. 
 

¿Por qué los hombres sentían la necesidad de pintar? 

La función de las pinturas rupestres es tanto creativa como mágica, pero no en el sentido religioso del término "magia". El hombre prehistórico no creía en ningún de estos dios o religión, era mas práctico pur conservando su espiritualidad.

Al pintar un bisonte, se apoderó del bisonte. El espacio-tiempo entre el dibujo y la captura real no importa. Es como si estuviéramos poniendo trampas para ratones, ni más ni menos. Una anécdota puede ayudar a aclarar el concepto. Una actitud similar se puede encontrar en el arte nativo americano. Un nativo, al observar que un investigador "blanco" estaba dibujando bisontes, informó que para ese momento el bisonte había disminuido. Más bisontes fueron debujados menos bisontes en circulación, porque los debujados fueron "capturados". Como más tarde, fotografiar a un nativo equivalía a perder el alma y la identidad: nada quedaba de él.  

Documentar no es registrar hechos sino mostrar procesos.
No es un oficio, sino una actitud ante la vida: una mentalidad antes que una técnica. 

La documentación que aquí nos interesa es la que hace visibles los procesos de aprendizaje y, en consecuencia, reclama de quien la practica hacerse preguntas sobre qué destacar, cómo mostrarlo y dónde hacerlo.

El documentalista se mueve detras de los ejércitos: son los primeros “incrustados” entre los que se distinguen los Egipcios enviados por las altas filas militares para hacer "álbumes" sobre las battallas.
De alli, Antigua Grecia, Romanos...
Documentar es un acto de escucha, porque implica darnos tiempo para, entre todos, elegir cuáles son los aspectos que mejor representan el trabajo en común. No siempre el acuerdo será fácil y no todos tienen las mismas capacidades retóricas o prácticas. Hay asimetrías, cualquiera que sea su origen, que reclaman una voluntad de querer entender a los otros, una capacidad para suspender los puntos de vista propios y dejarse afectar por los ajenos.
Batalla de Issos. Relieve procedente de Pompeya.

Aqui la funcion de las imagenes es la destacar una determinata campanya militar o determinadas gestas, basicamente porque el pueblo fuera cosciente del valor y del poder de estos militares
La columna de Trajano representa todas las campanya de Trajano, siguen un orden cronologico desde que sale de Roma hasta que vuelve triunfante.

Este es el primer reportaje de la historia.

Las figuras talladas en mármol tienen el carácter de una crónica, por lo que no importa la técnica escultórica, sino el mensaje que trata de transmitir. El escultor (o escultores) prestó poca atención a la perspectiva, y se utilizaron varias diferentes en una misma escena. De esta manera, los escultores podían mostrar más escenas, o más contenido y personajes por escena. El lenguaje empleado tiene rasgos metafóricos, no sólo en la representación de los dioses, sino que también aparece el Danubio representado por un anciano. Por eso hay muchas simplificaciones, como por ejemplo la isocefalia. La crónica se desarrolla en forma helicoidal y cronológicamente, narrando escenas muy diversas de las campañas dacias, entre las que podríamos encontrar la vida en el campamento, la construcción de un acueducto o el asedio a una ciudad. Hay un total de 2500 figuras humanas: el emperador aparece 59 veces, siempre visto de forma realista, no sobrehumana. El relieve constituye una valiosísima fuente de información sobre el ejército romano, ya que muestra detalles de balistas y catapultas romanas, fuertes, barcos y armas.



Enseguida, el mejor testimonio de historia documental se debe a una mujer, Matilde de Flandes, esposa de Guillermo de Normandí­a. La reina, además de darle diez hijos, cuatro varones y seis mujeres, ordenó tejer el llamado tapiz de Bayeux, que se conserva en la catedral de esta ciudad francesa. Se trata de una gigantesca obra de tapicerí­a, de unos setenta metros de largo, en la que, viñeta a viñeta, como si de un cómic medieval se tratara, se representa la conquista del reino inglés por los normandos con especial atención a la batalla de Hastings y a la muerte del rey Harold.
Descubiertas y arrancadas en el año 1961, estas pinturas son uno de los ejemplos más relevantes de la pintura catalana del primer gótico o gótico lineal. Este magnífico ejemplo de pintura de temática histórica narra la conquista de la isla de Mallorca por Jaime I el Conquistador, acaecida en el año 1229. Como si de una crónica pintada se tratara, los episodios siguen la narración detallada en las crónicas medievales catalanas como el Llibre dels Feits del rey Jaime I y la Crònica de Bernat Desclot.

Hablamos ahora un momento de dos Espanyoles

La rendición de Breda o Las lanzas es un óleo sobre lienzo, pintado entre  1634 y 1635 por Diego Velázquez
El dos de mayo de 1808 en Madrid, también llamado La carga de los mamelucos en la Puerta del Sol o La lucha con los mamelucos 
Goya muestra ahorcados, violadas, huérfanos, españoles empalados y franceses hachados, burgueses desnudos y pobres mendicantes. 
Que cosa acomuna estas imagenes vistas hasta ahora?

Una cociencia educativa o con una intencion de cambio social. Sin embargo cuando aparece la fotografia, el primer uso que se ne da es un poco lo mismo, es volver a hacer una representaccion mas o menos idealizada de la campanya


Lo creas o no, la primera foto de la historia.

La primera imagen revelada de la historia, al fin y al cabo, es una tenue plancha de metal sobre la que se reflejan de forma borrosa las vistas de su estudio. Nadie posó durante ocho horas para Niépce.
'La primera fotografía' (1826). 
A principios del siglo XIX el ser humano llevaba siglos experimentando con diversos procedimientos fotográficos primitivos. El más conocido es la cámara oscura: una herramienta antiquísima que fue clave para desarrollar la técnica pictórica occidental y el dominio de la perspectiva. Aquellas técnicas permitían reflejar una imagen externa en una superficie cualquiera. Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XVIII cuando tal reflejo pudo plasmarse de forma permanente. El hito corresponde a un aventurero francés llamado Joseph Nicéphore Niépce, cuyo heliógrafo de 1826 es reconocido universalmente como la primera fotografía de la historia. Niépce utilizó una plancha de peltre químicamente tratada con betún a la que expuso durante ocho horas: posteriormente, la bañó en disolvente de lavanda y aceite de petróleo blanco, lo que resultaba en una suerte de revelado primitivo que, de forma singular, inmortalizaba lo que la cámara había reflejado.


Al igual que Niépce, muchos otros experimentadores de la época andaban trasteando con herramientas que permitieran robar la luz y detenerla en una superficie dada. Uno de ellos era Louis Daguerre, cuyos intereses afines le llevaron a conocer a Niépce. Ambos intercambiaron conocimientos durante algunos años poco antes de que el primer fotógrafo de la historia falleciera en 1833. Fue entonces cuando Daguerre, célebremente, continuaría con sus investigaciones, culminadas en 1839 con la creación y divulgación del daguerrotipo. Esto es por el tiempo de exposición de 10 minutos requerido debido a la tecnología de la época. Curiosamente, una persona no desapareció, siendo inmortalizada en la película. En la esquina de la izquierda un hombre está haciendo que limpien sus su zapatos. Al estar el suficiente tiempo estáticos, estas dos personas anónimas son conocidas por ser los primeros humanos fotografiados de la historia.


El 19 de agosto de 1939 el gobierno francés anunció que la fotografía había sido inventada en París, al establecerse el daguerrotipo como la primera práctica del proceso fotográfico.

«François Arago anuncia el descubrimiento de Daguerre, en una sesión pública de la Academia de Ciencias». Ilustración de la sesión del 19 de agosto de 1839, publicada en el libro de Louis Figuier, La Potographie (1869

En sus inicios, la fotografía era parte del espíritu de su tiempo, un producto en perfecta consonancia con los paradigmas del positivismo. Se le vio como la herramienta por excelencia para ofrecer información directa y objetiva.

Posiblemente el primer daguerrotipo de siempre, en el estudio de su creador.

Lo más importante, sin embargo, es que Daguerre estaba creando las primeras piezas artísticas jamás imaginadas en la fotografía. De forma autónoma, un aparato mecánico era capaz de captar el "aura" artística sin que mediara dibujo, pintura o grabado manual.
Las primeras fotografías a las que podemos conceder carácter documental e incluso periodístico, como registro de hechos o acontecimientos de importancia histórica, fueron los daguerrotipos de Herman Biow y Carl Ferdinand Stelzner del incendio de Hamburgo en 1842 (tan sólo tres años después de hacerse público el procedimiento fotográfico).

Aunque no fueron tomados con destino a publicarse, a partir de uno de los daguerrotipos originales de Biow sí se reprodujo un dibujo en The Ilustrated London News. Biow llegaría a afirmar que “desde que Daguerre creó su invento, ésta era la primera vez probablemente que se le había encontrado una aplicación de importancia histórica”.
Thibault, Barricadas en la calle Saint-Maur, junio 1848. Publicadas en L’Illustration, núms. 279-280, el 1 de julio de 1848. Daguerrotipos, Musée d’Orsay, París

los primeros ejemplares publicados para ilustrar una noticia fueron los dos célebres daguerrotipos de la revolución de 1848 en París. Realizados por Thibault, fotógrafo amateur que vivía en el barrio Popincourt, durante las cuatro jornadas que duraron las barricadas en París, aparecieron reproducidos en grabado en el semanal parisino L´Illustration y en un número especial de la revista Journées illustrées de la révolution de 1848. Las fotografías muestran dos momentos de una misma barricada en la calle Saint-Maur; en la primera, la calle está desierta, es una imagen estática, nítida; en cambio, la segunda fue tomada justo después del paso de las tropas del general Lamoricière, hay gente en la calle y al ser realizada con un largo tiempo de exposición, se ha creado todo un juego de sombras y figuras difusas en movimiento.
Édouard Baldus. «Le Nouveau Louvre» c. 1857 Uno de los primeros usos de la fotografía documental fue registrar monumentos y arquitectura para crear inventarios pormenorizados de patrimonio histórico. Se presentaban como recopiladores de hechos y negaban tener intereses estéticos o políticos

Muy pronto aparecieron los primeros que la utilizaron para hacer un recuento  del mundo. Durante más de tres décadas se convirtió en el instrumento estándar por el que la nobleza y la burguesía de la época, siempre interesada en captar su imagen e inmortalizarla para el resto de los tiempos, decidiría retratarse. La mayor parte de los daguerrotipos son primeros planos, seres humanos que miran fijamente (y seriamente) a cámara.

¿es él el más antiguo jamás representado? Fue el primero, lo sabemos, pero quizá no el más vetusto. Puede que tal honor corresponda a Conrad Heyer, un oficial de la guerra de independencia estadounidense nacido en 1749 que fue inmortalizado por un daguerrotipo en 1852. Es posible que ningún otro hombre o mujer fotografiado a lo lago de la historia naciera en una fecha tan temprana, un tipo cuya magnética mirada se retrotraía a una época en la que la revolución industrial aún no se había dado.
Esta foto de Heyer se estima que fue tomada en el año 1852, cuatro años antes de su fallecimiento. Sí, aquí tenía 103 años. Y sí, resulta alucinante poder ver una fotografía de alguien nacido a mediados del siglo XVIII:
Oscar Gustave Rejlander crea The Two Ways of Life. En el terreno de la fotografía artística desde 1857 Oscar Gustave Rejlander crea The Two Ways of Life mediante un positivado combinado con 32 negativos. 

Por su parte, el fotoperiodismo tal y como hoy lo conocemos, nació en Alemania tras la Primera Guerra Mundial. Durante la República de Weimar, los grandes avances tecnológicos y la libertad de prensa propiciaron obturadores y objetivos más precisos, dando pie a una nueva forma de plasmar la información.



El  fotoperiodista  es  aquel  pro-fesional  de  la  imagen  cuya  la-bor implica el ser un testigo de aquellos hechos que alteran el curso  del  mundo  y  que,  mediante  su  cámara,  nos  permite  asomarnos  a  un  momento clave. 
A lo largo de la historia del periodismo podemos asistir a una íntima relación entre guerra y medios. Estos no son sólo instrumentos de propaganda en el más amplio sentido del término, sino que también se ven beneficiados por ello. Vemos armas, disparos, víctimas, refugiados, pero, como ocurre frecuentemente con lo que la televisión nos muestra, sólo se trata de un componente más de la realidad.
Aunque comúnmente se conoce a La Guerra de secesión como el primer conflicto bélico donde se utilizó a la fotografía como dispositivo de registro y base del periodismo de guerra; fue,  una década antes, La Guerra de Crimea la cual en verdad tuvo el “honor” de ser el primer conflicto bélico registrado mediante fotografías y dejando para la posteridad las obras de dos pioneros del tema: Roger Fenton y James Robertson. 
Pero para estudiar una primera utilización de la fotografía con carácter documental e informativo, hay que aguardar a la expedición realizada por el británico Roger Fenton para fotografiar al ejército británico en la Guerra de Crimea (1854-1856).
Roger Fenton se va con un encargo de la Royal Photographic Society a Crimea. La Guerra de Crimea era muy impopular en Gran Bretaña (se registraron unas 20.000 bajas de un total de 98.000 británicos enviados) y los crudos reportajes que escribía el corresponsal de The Times, William Howard Russell, no servían precisamente para levantar el ańimo. A principios del año 1855, la reina Victoria envía al ahora fotógrafo, Roger Fenton, a hacer un reportaje sobre la Guerra de Crimea, a fin de contrarrestar la imagen negativa que transmitía la prensa británica.  
Con la guerra de Crimea al principio del siglo XIX hay los primeros reporteros que nos introducen a la fotografia documental por como la conocemos ahora. Evitando una narración histórica académica del vasto y muy variado escenario bélico, la mayoría de las imágenes tomadas al frente en esos años se revelan muy modernas, destacando comportamientos humanos, reacciones, miedos, heroísmos puestos por la lente del fotógrafo. Algunas imágenes aún están en deuda con el pictorialismo decimonónico, recurriendo al retoque para hacer las nubes más trágicas o para resaltar mejor algunos detalles del paisaje. Otras, en cambio, están muy ligadas a las nuevas grandes posibilidades técnicas (mayor sensibilidad de las planchas) que ofrece la fotografía moderna. En resumen, la mayor parte del ojo del fotógrafo ahora está desprovisto de retórica y solo apunta a testificar, con la mayor sinceridad.
 A partir de  esa  guerra,  en  todas  se  dieron  cita  otros  fotógrafos,  como  los  pioneros 
James  Robertson,  Felice  Beato,  Mathew  Brady,  Alexander  Gardner,  Timothy 
O ́Sullivan. En España es en la Guerra de África (1859-60) cuando por primera 
vez  se  usó  la  fotografía  con  la  finalidad  de  mostrar  lo  que  ocurría  en  un 
conflicto  armado  y  fue  Enrique  Facio  con  quien  comienza  la  historia  del 
periodismo gráfico español.
Serrallo en Ceuta. Fotografía de Facio (Archivo General de Palacio: AGP).  
El primero en nombrarse fotoperiodista en lugar de reportero gráfico fue Erich Salomon, quien sirvió en el ejército alemán durante la primera guerra mundial y estuvo prisionero en un campo de concentración francés. Fue famoso por obtener sus imágenes a pesar de las prohibiciones, para ello empleaba una cámara oculta en su maletín que le permitía fotografiar sin ser visto.

'Los políticos en el coche salón del gobierno francés en el camino de conferencia económica en Londres'. Erich Salomon 
Jacob Riis. ca. 1880.  Riis fue uno de los fotodocumentalistas sociales más importantes de la historia.
La fotografía de documentalismo social denuncia, busca un despertar de la consciencia e incluso procura la acción reformadora. “Uno de los objetivos del documentalismo social es generar precisamente consciencia social, que no es otra cosa que solidaridad.” 

Desde que se inició el fotoperiodismo, la guerra será desgraciadamente uno de los grandes temas. Como señala Bernardo Riego, “la percepción de que era una nueva forma de memoria de una gran eficacia por su perdurabilidad y la  influencia  de  la  conciencia  positiva  que  ve  en  ella  un  eficaz  sistema  de captación neutral de las escenas, hace que se reclame su presencia en momentos  que  se  perciben  como  de  gran  trascendencia  histórica”.

Las fotografías mostraban entornos de guerra no escenas de batallas. 
Aparecían escenarios antes después de las batallas, nunca durante. La técnica  entonces  no  permitía  mostrar  escenas  de  acción  y  además,  en  las primeras  fotografías  de  guerra,  no  se  mostraban  muertos,  por  lo  que  apenas aparecía la violencia.  

Un cannone navale inglese bombarda le linee tedesche, 1917 ©Archivio May Evans
No faltaron quienes quisieron aprovechar la credulidad del público y la supuesta certeza fotográfica para la fabricación de invenciones presentando imágenes falsas como verdaderas. Un ejemplo son las infames Cottingley Fairies (1917) producidas por  Elsie Wright y Frances Griffiths.
A lo largo del siglo XX el uso de la fotografía para la manipulación incluyó a otros regímenes como los de Stalin, Idi Amín, Ferdinand Marcos, Mao Zedong o Muamar Gadafi, por mencionar solamente algunos. Pero, de todos ellos, el uso más infame de la imagen fue el caso del III Reich. Entonces, la fotografía se convirtió en una gran herramienta de manipulación al servicio de los intereses del régimen nazi. Heinrich Hoffman se convirtió en el fotógrafo oficial del Führer. Las fotografías de Heinrich Hoffman tenían la misión de mostrar la mejor cara de Hitler, su popularidad con los jóvenes y el poder absoluto que ejercía en el III Reich.
Uno de los factores que propulsa-ron  con  mayor  fuerza  al  fotope-riodismo fue el auge de las revis-tas ilustradas. En 1930, Alemania publicaba el mayor número de revistas ilustradas del mun-do.  Solamente  el  Berliner  Illustrierte  Zeitung  (1894-1945)  editaba  casi  dos  millones de ejemplares. La otra revista alemana  era  la  Münchner  Illustrierte  Presse (1923-1944). 
Otro timo célebre es el de la fotografía del monstruo de Loch Ness (1934) presentada por el Dr. Robert Kenneth Wilson pero realizada por Ian Wetherell.

Desde 1926 florecen multitud de agencias de noticias como Keystone o Vu, donde trabajaban los mejores fotógrafos de la época: Kertész, Germaine Krull, Henri Cartier-Bresson, Éli Lotar, Laure Albin-Guillot y Robert Capa.

Robert Frank. 1955. Frank creó un parteaguas en el documentalismo cuando se apartó de una actitud pasiva y de mero registro para incluir sus propias opiniones sobre los ciudadanos estadounidenses en su célebre trabajo «Les Americáins» (1958)

La representación no es aséptica, mucho menos objetiva. Las representaciones apuntan hacia las significaciones, las interpretaciones que tiene el sujeto de esa realidad, las cuales va a exteriorizar por medio de diferentes formas, estas van estar condicionadas tanto por el contexto como por características personológicas (sic) de los individuos, quienes revelan sus intenciones de resaltar, subrayar una parte de la realidad, la que lo ha impresionado. Sin embargo la fotografía y su mensaje no son responsabilidad exclusiva del fotógrafo. Requiere ser completada por el observador.

El foto-documentalista plasmará una visión personal y por tanto subjetiva de tema que trata y cometerá un pecado prohibido al foto-reportero: planteará un juicio, editorializará en el sentido anglosajón de establecer una opinión o posición personal sobre el asunto que trata. La fotografía documental trasciende a la mera posibilidad de informar, aspira a algo más.

"REVOLUCIÓN DEL COLOR"

Esta foto es especial. ¿Por qué? Fue la primera fotografía en color que se imprimió. Fue tomada en Escocia. El emperador de Etiopia Selassie I es el tema de la primera fotografía en color reproducida por un periódico
Sebastião Salgado. «Mina de carbón» Dhanbad, Bihar, India (1989). Este brasileño es uno de los fotógrafos documentales contemporáneos.
La fotografía al convertirse en un vehículo para plasmar las subjetividades humanas se transformó en un medio capaz de conducir mensajes de las  preocupaciones colectivas, es decir, de las inquietudes sociales.
La fotografía mostró la posibilidad de aplicaciones en los campos de la antropología y la sociología. Nacida a la par que las ciencias sociales, la fotografía era una herramienta excepcional para la “documentación de las condiciones y del medio en el que se desenvuelve el hombre, tanto en forma individual como social

El tránsito de lo químico a lo digital, el Internet, la redes sociales y los dispositivos móviles se han convertido en un medio ambiente que ha propulsado la acumulación, re-mezcla y circulación de la fotografía de una forma inimaginable en el tercer milenio.

Facebook y la fiebre del  autorretrato en el siglo XXI

En el siglo XXI hacemos imágenes de nosotros mismos continuamente. Ahora todos somos autorretratistas. Nos fotografiamos intentando distintas poses, vestidos e incluso personajes: distintas versiones de nosotros mismos para mostrar al mundo.

A partir de la década de 1990 y con el advenimiento del ahora omnipresente PhotoShop, el observador se vuelve menos ingenuo y el cuestionamiento de la veracidad fotográfica es una constante en el nuevo milenio.

En la Postfotografía se refuerzan valores: (“soy joven y bella”, expresa la selfie en el baño), justifica las relaciones de poder (“yo tengo un coche lujoso y tú no”, “me fui de vacaciones mientras te quedaste en la ciudad sin remedio”, dicen las fotos del vehículo nuevo o la del velero en la playa). La foto hoy subraya las expectativas (la selfie del perfil en Facebook habla de quién se aspira a ser).

Sin embargo un autorretrato es mucho más que una representación visual mimética del artista. Realmente es una narrativa abierta a la interpretación del observador donde el artista propone su propia auto-revelación, auto-preservación y en última instancia auto-creación.
Triple Self-Portrait. Norman Rockwell. 1960

A partir de 2004 con el inicio de la llamada web 2.0 las redes sociales encuentran un nuevo punto de inflexión para la comunicación humana. Todo se conjuntó de manera explosiva cuando Steve Jobs presentó, el 9 de enero de 2007, su iPhone. El CEO de Apple declaró en el Moscone Center: “De vez en cuando hay un producto revolucionario que cambia todo…
Protesta contra el Chicago Sun Times después de que despidió a todos sus fotógrafos de planta. 

El 65% de los fotógrafos son free-lancers. Este es el resultado de una industria de los medios masivos de difusión que están abandonando sus staffs de fotógrafos de tiempo completo aún cuando había algunos con 30 años de experiencia y a John H. White, fotógrafo ganador de un premio Pulitzer. 
Erik Kessels. Así luce la impresión de las fotos que se suben en 24 horas a Flickr. Una típica obra de arte postfotográfica.
fOTOGRAFIA Y PROPAGANDA

G.M. Benedetto : Photojournalist & videographer

Gian Marco Benedetto - G.M. Benedetto : Photojournalist & videographer - Photographer - Visual RESEARCHER. All images © 2015 -2021 Gian Marco Benedetto.
Website via Visura

G.M. Benedetto : Photojournalist & videographer is integrated to:
Visura site builder, a tool to grow your photography business
Visura's network for visual storytellers and journalists
A photography & film archive by Visura
Photography grants, open calls, and contests
A newsfeed for visual storytellers